Coutinho, el fin de una era


Se ha hablado mucho del fichaje de Philippe Coutinho por el, de momento, líder de la Liga Santander. El palo de la marcha de Neymar aun perdura, la lesión de Dembélé lo ha hecho más dificil y lo único que esconde que la parroquia blaugrana no exprese su descontento, es la explosión (más goleadora que de juego) de Paulinho, los resultados tan positivos de Valverde y estar a 14 puntos del eterno rival. Ha ganado en solidez defensiva, pero a nivel de juego, no estamos viendo ni sombras del mejor Barça.

El Barça de Luis Enrique ya perdió el total control del juego, para darle muchísimo más protagonismo a la pegada de la MSN. La marcha de Xavi fue crucial en la pérdida de un organizador del juego del equipo. A parte, la cantidad de jugadores capaces de hacer eso se reduce a cuatro o cinco y ninguno de ellos estaba en el Barça, aunque cada verano se hablaba de la posibilidad de la llegada de uno de ellos. De Kroos a Pjanic, pasando por Verratti y Thiago.

Con la llegada de Valverde, se habló mucho del fichaje del italiano Marco Verratti como sucesor del de Terrassa. Todo parecía apuntar que la idea del Txingurri era recuperar esa esencia que había instaurado Cruyff como seña de identidad del Barcelona. Pero la realidad ha sido bien distinta, Valverde ha creado un Barça muy sólido en defensa, todo y las constantes subidas de Jordi Alba por la banda que tantos frutos está dando. Un equipo que tiene el control del balón pero que toma pocos riesgos. Lo que hace del Barça un equipo muy pragmático, que gana pero no encandila como antes y en el que solo Messi, tal vez Iniesta, consigue arrebatarle un "olé" a la grada del Camp Nou.

Coutinho es un jugador vertical, que ha madurado en la Premier League y se ha hecho un jugador TOP con espacios, en un futbol de ida y vuelta y llevando la batuta del ataque ultraofensivo del Liverpool de Klopp. A priori, no encajaría muy bien en el Barça de hace 6 o 7 años, pero tal y como está evolucionando el equipo parece encajar a la perfección en ese 4-4-2 con Paulinho como cuarto centrocampista y un interior izquierdo, hasta ahora Iniesta, que era más mediapunta que mediocentro. Y es eso lo que es Coutinho, un mediapunta que le gusta partir desde banda. Como ya hacía en el Espanyol y en el Liverpool de antaño.

Valoramos las posibles posiciones en las que se desenvolvería el brasileño:

  • Interior izquierdo: Parece que es donde va a jugar, y al Barça puede venirle muy bien. Recordemos que no puede jugar Champions, lo que hace más evidente que Valverde reserve a Iniesta para competir en las eliminatorias de la competición. Con Rakitic haciendo de doble pivote con Busquets, Messi y Suárez arriba, él en una banda (seguramente en la izquierda). Parece que el equipo sólo tendrá dos incógnitas: Nelson Semedo o Sergi Roberto y Paulinho o Dembélé, aunque se puede intuir que cuando juegue Dembélé volverá el 4-3-3 con Messi de falso '9' y Suárez un poco caído a la izquierda. Todo esto con el exjugador del Liverpool por detrás, ASOCIÁNDOSE con Messi ya que está vez pasará a ser el actor secundario y no el protagonista.
  • Extremo izquierdo: Aquí aparecen más inconvenientes, empezando porque ya hay un jugador fichado recientemente este verano y por el cuál se desembolsó una gran cantidad de dinero. Y ese si que parece indicado para jugar en esa posición. En segundo lugar, no podría llevar la batuta del ataque porque está Messi. Si bien ya le hemos visto en Brasil con Neymar, jugando en una banda que no es la suya, desbordando y pegado a la línia de banda aunque esto limite mucho su juego.
En definitiva, parece que Coutinho es la pieza que faltaba en este Barça que parece haber resucitado, aunque de manera muy distinta de la que murió. 

Comentarios

Seguidores